La mesa negociadora general reunida el 10 de diciembre de 2019 a la sala de reuniones de la ETSI Informática, trató los asuntos siguientes:

Distribución de fondos adicionales

El acuerdo por la mejora de la ocupación de la función pública incluye la autorización de gastar unos porcentajes de la masa salarial (0,20 en 2018; 0,25 en 2019 y 0,30 en 2020) en cuatro tipos de medidas:

  • Implementación de planes de mejora de la productividad
  • Homologación de los complementos de destino (parte de las retribuciones) entre diferentes categorías profesionales
  • Revisión del complemento específico (otra parte de las retribuciones) en aquellos puestos de trabajo de clasificación inferior a otros con funciones similares.
  • Aportaciones a planes de pensiones

Los ejes de la propuesta de STEPV para la distribución son:

  • Homologación de la clasificación de los puestos de trabajo de PAS de la administración especial a los de la administración general. Eliminar las diferencias retributivas en categorías como Administrativos, Operadores Informáticos o el personal de la escuela infantil.
  • Equiparación de las retribuciones del PDI laboral (profesorado Contratado Doctor, Colaborador, Ayudando Doctor, Asociado y personal Ayudando) a la figura funcionarial docente equivalente
  • Rechazo a las aportaciones a los planes de pensiones. Los planes de pensiones son una medida insolidaria con el resto de la población del Estado y un ataque al sistema público de pensiones. Estas aportaciones no cotizan a la seguridad social y por tanto no ayudan a garantizar las pensiones públicas, mientras que mejoras salariales comportarían un aumento en las retribuciones y consecuentemente en las cotizaciones.

Estas medidas afectarían los salarios de unos 1.250 PAS, y unos 1.000 PDI, cuyas retribuciones subirían y se consolidarían en el tiempo. También es cierto que otra parte de la plantilla, como todo el PDI funcionario, no recibirían ninguna mejora.

UGT presentó una propuesta en la misma línea que la del STEPV, mientras CCOO apostaba para hacer aportaciones al fondo de pensiones.

La administración no se molestó al presentar una propuesta, y dijo de palabra que hacían suya la propuesta de CCOO para considerarla “más transversal y universal”.

La «negociación»

Después hubo un debate que se puede resumir en:

STEPV presentaba alternativas, como destinar una parte de los fondos a paliar la injusticia salarial y otra parte a medidas como planes de mejora de la productividad, mediante la inversión en prevención y salud, además de ayudas sociales o en formación. Incluso, STEPV estaba dispuesto a aceptar aportaciones a los planes de pensiones, a los que somos contrarios, si por otro lado se garantizaba que una parte del fondo se destinara a las mejoras retributivas.

UGT defendía la necesidad de revertir las desigualdades retributivas de la plantilla, pero siempre con un gran pero: si la administración no daba opción, consentía a las aportaciones a los planes de pensiones “porque ese dinero tenía que acabar en el bolsillo de los trabajadores”. Es cierto que parece razonable, pero también es cierto que la prensa ha publicado en reiteradas ocasiones que UGT y CCOO sacan beneficio de las aportaciones a los planes de pensiones del funcionariado, hecho que cuestiona en qué bolsillos acaba el dinero.

CCOO también defendía que era muy necesario revertir las desigualdades retributivas de la plantilla, pero no en esta ocasión. Irónicamente, la ocasión era única para poder hacerlo, las mejoras salariales requieren autorización, y el acuerdo de Montoro nos autoriza.

Por parte de la administración, solo tenía interés a decir que estaba negociando mientras rechazaba cualquier alternativa a aquello que ya había decidido.

Finalmente, se votaron las dos propuestas: aportar el dinero al plan de pensiones o empezar a paliar las injusticias salariales que existen en la Universidad. La administración, UGT y CCOO apoyaron a la primera, STEPV a la segunda.

Incremento retributivo del 0,25% que contempla la Ley de Presupuestos

Este punto solo fue informativo: en la nómina de diciembre encontraremos el aumento del 0,25%, totalmente insuficiente para STEPV, pactado en el acuerdo entre Montoro y los sindicatos UGT, CCOO y CSIF. Este aumento tiene efectos desde el 1 de julio, y cobraremos, con retroactividad, 6 meses.

Registro de jornada laboral

La primera toma de contacto de la negociación del fichaje fue tensa y llena de reproches por todas las partes. Se hizo patente que el gerente no había entendido el mismo mensaje del rector que el personal representante de la Junta de PAS, a pesar de que asistieron a la misma reunión.

El gerente quiere desvincular el nuevo plan Concilia, pendiente de negociar y aprobar, de la implantación del sistema de fichaje.

Confiamos que las reuniones siguientes, donde empezará propiamente la negociación, se desarrollan en un tono que facilito un acuerdo, porque todas las partes implicadas tendríamos que desear uno de satisfactorio.