El 15 de julio, una delegación de STEPV, se reunió con el nuevo rector, José Capilla, y algunos vicerrectores. El objetivo de la reunión era intercambiar las opiniones de los problemas que STEPV introdujo en la agenda de los candidatos y en los compromisos del rector, durante la campaña electoral.

A la reunión asistieron el rector, el vicerrector de Profesorado y Ordenación Académica, Juan Carlos Cano, el vicerrector de Planificación, Oferta Académica y Transformación Digital, José Pedro García, el vicerrector de Internacionalización y Comunicación, José Monserrat, el vicerrector/director delegado de Dialogo Social, Prevención, Conciliación y Deporte, Santiago Guillem y el gerente Jesús Marí.

Por parte de STEP asistieron la coordinadora de la sección sindical, Fátima Romero, el delegado sindical Vicent Julià, la presidenta del Comité de Empresa de Valencia y Gandía, Salomé Moreno, los compañeros Rafael Monterde y Sergio Panella y la compañera Olaya Martínez.

Se trataron los siguientes temas:

1. La revisión del salario del profesorado Asociado y la inclusión de los trienios, y otros complementos.

Preguntamos sobre la revisión salarial del profesorado Asociado y la inclusión de otros complementos retributivos como trienios, quinquenios i sexenios.

El rector se mostró empático con el colectivo y favorable a la revisión de las retribuciones, a pesar de que está supeditado a la aprobación del convenio colectivo del personal laboral de las universidades públicas valencianas (todavía falta la autorización de la Generalitat Valenciana).

El rector comentó que se iban a poner en marcha algunas acciones en coordinación con la Universidad de Valencia para impulsar la firma del convenio, y que están estudiando proponer algunas medidas a la GVA y al Ministerio de Hacienda para desbloquear la situación. Puede ser que estas medidas supongan una implementación más gradual.

STEPV incidió en que, visto el caso de la Universidad de Alicante, consideramos que el convenio no es necesario para retribuir trienios y otros complementos. El rector se comprometió a estudiar esta posibilidad para negociar la implementación de estos complementos.

2. Garantizar el disfrute, en materia de conciliación, de los derechos del personal laboral temporal.

STEPV comentó los problemas del personal laboral temporal para poder disfrutar de los derechos de conciliación, según el plan concilia de la UPV. En muchos casos, son problemas generados per una falta de información sobre estos derechos, tanto por parte del personal contratado como de las personas responsables de sus unidades.

Por tanto,  expusimos dos soluciones sencillas, pero que pensamos que serán eficaces. Por un lado, la habilitación de la aplicación que utiliza el PAS funcionario para gestionar horarios, permisos y ausencias; por otro lado, poner en marcha una campaña institucional de información sobre los derechos de este personal.

El rector nos aseguró que la situación cambiará y se mostró favorable a las medidas propuestas, ya que quiere evitar que se generen situaciones de malentendidos e incomprensiones.

3. Definición de una nueva RLT del PAS, en especial en las categorías siguientes:

Uno de los grandes retos que debe afrontar el nuevo equipo es actualizar la RLT del PAS, en la que se encuadran muchas reivindicaciones del JA TOCA!

Coincidimos en algunas cuestiones como la definición de funciones y tareas en todos los puestos de trabajo de la RLT, la creación del grupo B y las convocatorias de las promociones internes respectivas, el reconocimiento del trabajo en inglés en aquellos puestos que lo utilizan, o la revisión del concepto de administración especial del que comentamos distintas soluciones para al personal que ha quedado «atrapado» en la administración especial.

El equipo rectoral también se mostró favorable a resolver otras cuestiones como la dimensión de la plantilla en los laboratorios y los puntos de información. STEPV explicó que hay un gran desconocimiento de les tareas reales que estas unidades realizan, lo que provoca una percepción distorsionada de la dimensión adecuada de la plantilla.

También se trató la equiparación de la clasificación de los puestos de una misma categoría profesional, y la revisión de la clasificación del personal informático A2 y C1. Estas cuestiones son más complicadas porque implican un aumento considerable de los gastos de personal, sobre todo en la categoría de Administrativos. El equipo rectoral ha reconocido la injusticia de la situación y se comprometió a buscar soluciones.

4. Revisión de los procedimientos de acceso y provisión de puestos de trabajo.

El primer ruego que STEPV trasladó al equipo rectoral es que tanto los temarios como la dificultad de las pruebas en los procesos selectivos sea acorde al grupo de clasificación de los puestos, comparables con las pruebas que otras administraciones del entorno realizan. Pusimos un énfasis especial en los procesos de estabilización y en las promociones internas.

En la misma línea, solicitamos una revisión de los baremos de oposición y de promoción interna, que la mayoría sindical en la mesa negociadora rechazó (STEPV i CCOO). Estos baremos son un despropósito cuando valoran de manera exagerada las titulaciones superiores y los idiomas extranjeros.

En este punto, el rector señaló la importancia de saber inglés y el nivel bajo que el personal de la UPV posee. Desde el sindicato pedimos que se fomente la formación en idiomas, para conseguir este objetivo, en lugar de restringir el acceso.

El gerente nos comentó su intención de revisar los baremos, incluidos los de concursos y comisiones de servicio.

Encontramos una buena sintonía con el equipo rectoral cuando opinamos sobre cómo las promociones internes en modalidad horizontal y vertical pueden dar movilidad al personal de la administración especial, y, por otro lado, sobre la necesidad de revisar la normativa de bolsas de trabajo y que sean más transparentes para el seguimiento de estas.

Insistimos, de nuevo, que hay que cambiar la forma de gestionar las vacantes y las substituciones y adoptar un modelo con criterios públicos y comunes. Hemos presentado esta propuesta tanto al Consell de Govern como al Claustro (perdimos la votación por sólo 10 votos) sin sacar nada en claro, pero el equipo rectoral actual parece que comparte nuestro punto de vista sobre criterios y trato igualitario.

5. Carrera profesional: computo de todos los servicios prestados y la inclusión del personal laboral temporal.

Reclamamos el computo de todos los servicios prestados en otras administraciones públicas, tal y como ya lo han hecho tres de las universidades públicas valencianas. No hay un número elevado de personas afectadas, pero no entendemos que no se les reconozca todo el tiempo trabajado.

La GVA decidió cambiar el criterio para reconocer todo el tiempo trabajado (muchas de las personas afectadas presentaron recursos), pero la UPV todavía no ha tenido intención de adoptarlo.

El rector comentó, como en otros puntos tratados, que si otras administraciones aplican un criterio valido es motivo suficiente para que la UPV pueda hacerlo.

Por otro lado, pedimos la extensión de la carrera profesional al personal laboral temporal, en cumplimiento de la directiva europea. Pusimos énfasis en las personas que están reconocidas como indefinidos por sentencia judicial.

Por último, reclamamos que mejoren la aplicación informática para poder ver todos los datos de la carrera profesional, como la fecha de la siguiente progresión.

6. Revisión de la productividad.

Planteamos la necesidad de revisar en profundidad la productividad: cómo se mide y para qué. Se han abordado las particularidades tanto del PDI como del PAS.

En el cas del PDI es necesario revisar los índices de productividad académica (IAD, IAI, IAA). Hubo consenso en hacer una revisión  profunda, con criterios simples y transparentes para las nuevas versiones.

Asimismo, el equipo rectoral nos informó sobre la negociación con Conselleria para recuperar el componente variable de las retribuciones adicionales (que, entre otras cosas, dan parte del sentido a la existencia de estos indicadores) y señaló que probablemente será viable para el próximo trienio (pero el decreto no solucionará las retribuciones de los años 2019 y 2020). El gerente expuso la nueva estrategia que seguirá para poder pagar estos años.

En el caso del PAS, se valoró que el actual sistema de encuestas de satisfacción no es operativo para medir la productividad, e incluso, genera distorsiones y agravios comparativos.

Las dos partes pusimos el acento en que es necesario revisar no sólo los mecanismos sino también el sentido último de estos procesos. En este sentido, el vicerrector de Planificación quiere  consensuar primero para qué se mide y posteriormente desarrollar las herramientas que ayuden a conseguir el objetivo.

7. Ejecución de las sentencias que declaran indefinidos al personal, cada vez más numerosas.

Planteamos la urgencia de abordar la situación de decenas de personas que hace muchos años que concatenan contratos para hacer las mismas funciones. Propusimos crear plazas estructurales en la RLT para que estas personas puedan conseguir una estabilidad laboral.

El rector reiteró su intención de dedicar parte de la tasa de reposición, como dijo en campaña. Así pues, con el objetivo de disminuir la incertidumbre entre las personas afectadas, solicitamos la creación de una comisión técnica (administración-sindicatos) para que fije los criterios que regirán esta transformación.

Reclamamos, de nuevo,  que el personal laboral temporal desfrute de una estructura salarial idéntica a la del personal funcionario o laboral fijo.

Conclusión

La reunió fue fructífera, las dos partes coincidimos en muchos puntos y manifestamos la intención de superar los desacuerdos.

Desde STEPV valoramos de manera positiva la actitud dialogante de la dirección de la UPV.